¿Quién dijo termas?

5 11 2008

Para los que les gusta el relajo y el agua, pero piensan que en el sur, por el sólo hecho de llover más o de nevar el agua es más helada; están radicalmente equivocados. Con ustedes, las mejores 3 termas de las regiones más australes del país.

1.- Termas de Puyuhuapi
Estas probablemente son las más pitucas dentro de los centros termales de nuestro ranking. Podría parecer básico que tuviera tan sólo 3 piscinas al aire libre y una piscina de hidromasajes bajo techo. Claro, para eso me voy a las Termas del Corazón que quedan al lado de Santiago, dirán algunos. Pero cuando entiendan que esto está ubicado en pleno corazón de Carretera Austral junto al mar, pero también a los ríos, a cientos de kilómetros del Mcdonald’s, del smog, de la delincuencia y los problemas sociales, no les darán ganas de salirse del agua. Además, si a eso le sumamos masajes y talasoterapia, en un ambiente compartido por tres tipos de aguas distintas, la salada, por estar ubicado el recinto en Bahía Dorita, los ríos que desembocan en forma de cascadas y deltas en las cercanías, y las aguas termales, agua caliente que proviene de las entrañas de la tierra.
Como datos importantes, la temporada más agradable se extiende desde septiembre hasta abril y está ubicada a 215 km al norte de Coyhaique. En el sector de Bahía Dorita a 20 km de navegación desde el puerto Las Pulgas.

2.- Termas Geométricas
En el Parque Nacional Villarrica se encuentra uno de los más extraños pero a la vez fascinantes centros termales:

Termas Geométricas

Termas Geométricas

Las Termas Geométricas. Un lugar donde encontramos a la naturaleza y al ingenio y abstracción humanos en comunión. Diseñado por el arquitecto Germán Del Sol, la gracia que tiene este lugar es que cada espacio, cada piscina y pozón está unido entre sí con otros a través de pasarelas de madera, utilizando formas geométricas en su distribución, de esa manera, la inventiva y mirada estética humana se mezcla con el misterio de la naturaleza. Se puede ir todo el año, eso sí, en el invierno no hay ningún tipo de calefacción, así que es bastante frío el lugar. Desde Villarrica hasta las termas son 90 kilómetros. Desde Pucón, 52 kilómetros.

3.-Termas del Río Amarillo

¿Te imaginas metido con el agua caliente hasta el cuello, rodeado de cerros de un profundo verde, con nubes de vapor cayendo desde sus cimas? Bueno, ese es el caso de las Las Termas del Río Amarillo. Están ubicadas a 35 minutos de la ciudad más importante de la Carretera Austral, Chaitén, la famosa ciudad, tan vilipendiada por la naturaleza el último tiempo. 4 hectáreas de bosques y piscinas termales hacen de esta una opción. Lo bonito de estas termas es que, a pesar de ser chicas, cuentan con instalaciones muy armónicas con el lugar, con lugares de acampada, pequeñas cabañas y piscinas de cemento en conjunto con pozones naturales de barro. Son al aire libre, y el agua termal, específicamente de este lugar, posee propiedades curativas y regenerativas dado su alto nivel de azufre.

Para llegar hay dos opciones. Para los que tienen un viaje de placer y comodidades, se puede llegar en auto por la caretera, pasando el pequeño poblado de El Amarillo. La segunda opción es tomar un pequeño transfer que sale desde el terminal de buses de Chaitén y por unos 4000 pesos se pueden asegurar la ida y la vuelta.
Además, está abierta todo el año, lluvia torrencial, truenos, rayos y una sonrisa… total, está metido hasta las narices en agua pura y caliente.